Consejos

Published on Junio 16th, 2014 | by Home Sapiens

3

Consejos para luchar contra los odiosos atascos del fregadero

Los atascos en el fregadero son uno de los quebraderos de cabeza más frecuentes para cualquier emancipado. Dejar correr el agua y ver cómo se va acumulando en la pila sin que puedas hacer nada para evitarlo es frustrante. Sin embargo, sí que está en tus manos controlar esta dramática situación para que se repita lo menos posible. Toma nota y hazle una liposucción a tu desagüe.

Una buena higiene del fregadero pasa primero por comerse toda la comida del plato o, en su defecto, tirar todos los restos (por pequeños que sean) al cubo de la basura antes de darle al estropajo o de meter los cacharros en el lavavajillas. Por si acaso alguna vez se os olvida, estará bien que tengáis puesto un colador para recoger todos esos restos antes de que os compliquen la vida. Si van entrando por el desagüe, por pequeños que sean, podéis daros por jodidos.

Tenéis que tenemos mucho cuidado con el aceite… ¡es el pegamento de la basura! Más o vales limpiar las sartenes con papel de cocina antes de fregarlas. Además de estos sencillos consejos, y a modo de prevención y mantenimiento, los expertos recomiendan verter dos veces al mes una olla de agua muy caliente con sal por el fregadero. Un ‘peeling’ en toda regla para las tuberías.

Otros alimentos que ser proclives a atascarnos las entrañas de la cocina son las pequeñas hojitas de las verduras, los restos de café y la mantequilla. Sergio sufre cada vez que Alicia se pone a preparar sus ‘cupcakes’ y toca fregar una montaña de recipientes con productos grasientos de todos los colores… Aunque luego se le olvidan las penas comiéndose un par de ellos.

Siempre es mejor prevenir que curar, pero cuando el daño está hecho hay que ir pensando rápido en desatascar. Una de los primeros recursos es intentar disolver los restos que se han acumulado en el desagüe y para ello (además de los productos habituales) se puede utilizar vinagre y sales. Así, primero se vierte un vaso con sales de fruta, bicarnobato o sal para continuar con un vaso de vinagre, que tendrá que hacer efecto durante quince minutos antes de echar el agua hirviendo.

En las situaciones extremas se recomienda recurrir al desatascador. Para usar esta herramienta hay que rellenar parcialmente el fregadero con agua templada y darle con garbo a esta peculiar zambomba, con movimientos rápidos de arriba a abajo. Un buen bombeo (vosotros ya entendéis…).

Si no funciona nada de lo anterior vete haciendo la idea de que vas a tener que llamar al fontanero o atreverte a quitar tú mismo el sifón. Para ello hay que asegurarse que el grifo está cerrado y poner un cubo debajo para que caigan todos esos restos que se han acumulado durante tanto tiempo. Como nota a pie de página, recomendaríamos taparse la nariz en este paso. No olvidéis esto último.

Etiquetas: , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos amantes de los viajes que han dejado todo durante un año para recorrer el mundo y contar sus aventuras en este blog.



3 Respuestas a Consejos para luchar contra los odiosos atascos del fregadero

  1. laseñaantonia says:

    cuando cambies una cuerda de acero de la guitarra o bajo , guárdala , haciendo un pequeño bucle en un extremo y pasándola por el desagüe , te puede evitar una llamada al fontanero. Eso si, con muuucho cuidado

  2. napoleo says:

    Para desatascar, lo mejor es colocar el desatascador, ya presionado, sobre el desagüe y tirat hacia arriba. Es decir, succionar en vez de presionar

  3. Merche says:

    ¿Que pasa¿ ¿que soy de los pocos valientes que ha desmontado el sifón o qué?
    Eso si ahora gotea un poco a veces, pero con un platillo bajo el grifo que miro una ves por semana es suficiente, eso sí … me da pánico, si tuviese que volver hacerlo no se si tendría narices a desmontarlo y montarlo de nuevo :'(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑