Consejos

Published on abril 21st, 2015 | by Home Sapiens

0

Productos no aptos para congelar y otros consejos para novatos

La mayoría de emancipados congelamos alimentos prácticamente todas las semanas, ya sean los ‘tuppers’ de los padres o la comida que preparamos para llevarnos al trabajo durante la semana. Sin embargo, no nos solemos parar a pensar si estamos haciendo las cosas bien… Por eso mismo, hoy vamos a aprovechar para hacer un breve repaso en el blog de esos pequeños detalles que podemos considerar para tener a punto el congelador de casa.

Lo cierto es que prácticamente todo se puede congelar, pero conviene saber que determinados alimentos no se mantienen en perfectas condiciones cuando los descongelamos. Por lo tanto, es mejor que no ocupen espacio inútilmente, que esos escasos tres cajones ‘bajo cero’ del frigorífico suelen estar hasta los topes y hay que aprovechar cada centímetro.

Vamos con el listado de productos que debemos evitar en nuestro congelador: frutas y verduras con mucha agua (cambiarán su estado crujiente por un tacto pastoso nada apetecible); yogures, leche o nata (se pueden cortar y dejarte el estómago echo polvo); pasteles o tartas (perderán su sabor y aroma, además de resquebrajarse). Tampoco es recomendable congelar arroz, pasta o alimentos ya fritos, ya que perderán sus propiedades y, en la mayoría de los casos, su textura original.

El resto de alimentos, sobre todo aquellos que estén ya cocinados, deberán guardarse en recipientes bien cerrados. Ojo con ésto porque si el envase está roto, con algún agujero por el que entre el frío, los productos pueden dejar de ser aptos para el consumo. En este sentido, es recomendable también etiquetar (con un ‘post it’, por ejemplo) los recipientes, de forma que sepamos lo que contienen y el tiempo que llevan ahí metidos.

Respecto a este último punto, hay que olvidarse de la ‘Teoría de Walt Disney‘, ya que la mayoría de los ‘tuppers’ no pueden revivir después de años congelados. De hecho, nueve meses es el tiempo máximo que se recomienda tener un alimento en el congelador. Si te encuentras unas manchas raras en un filete que ha pasado varios años perdido en el fondo del congelador… lo mejor es que lo tires a la basura.

congelar alimentos

Otro consejo clásico para evitar que los alimentos se pongan malos es el de “no romper la cadena del frío” o, lo que viene a ser lo mismo: no volver a congelar algo que ya has descongelado previamente. Seguro que esta recomendación sí la habíais oído antes en casa, igual que esa otra que dice que la comida debe descongelarse lentamente (intentando evitar el microondas). En el caso de que no quede más remedio, utilizar una potencia baja en el micro, aunque tarde más tiempo, y así los alimentos perderán menos propiedades.

Antes habíamos hablado de las cosas que no se deben congelar, pero… ¿hay algún alimento que tengamos que congelar de manera obligatoria? La Organización Mundial de la Salud (OMS) defiende que sí. En concreto, recomienda comer pescado crudo sólo cuando haya estado congelado durante varios días, puesto que es la única manera de garantizarse al 100% que no sufriremos una infección por el temido anisakis.

Por último, merece la pena añadir unas nociones básicas para limpiar el congelador. Aunque la mayoría de las neveras cuentan con un sistema ‘no frost’, que evita que se acumule hielo en el interior, puede acabar apareciendo… En ese caso, empieza por apagar el motor del frigorífico, desenchufarlo de la corriente y armarte de paciencia hasta que se derrita (cubriendo con unos paños el suelo).

Evita objetos afilados para rascar. Si tienes prisa es mejor meter varios cazos con agua caliente en el interior de los cajones para acelerar el proceso. Con todo esto, podremos dar un mejor uso al congelador de casa, que buena falta nos hace para acumular nuestros queridos ‘tuppers’ y esa comida precocinada que nos saca de todos los apuros.

Etiquetas: , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos amantes de los viajes que han dejado todo durante un año para recorrer el mundo y contar sus aventuras en este blog.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑