Emancipados

Published on Febrero 2nd, 2016 | by Home Sapiens

0

La caída del Euribor y su efecto en las hipotecas de los emancipados

Después de mucho tiempo sin colaborar con Home Sapiens, Fernando Gutiérrez, un joven economista que estrena su emancipación en Londres (como otros tantos emigrantes españoles), acude para hablar de temas económicos de actualidad que nos afectan directamente y que, por lo general, nos suenan a chino. En concreto, va a explicar qué supone la caída del Euribor y cómo afecta a la famosa “letra” de la hipoteca, que muchos pagamos religiosamente cada mes.

Este hilo viene a colación de las continuas caídas en los últimos meses del índice de referencia que usan los bancos para calcular el tipo de interés que se nos cobra por el dinero que pedimos prestado para comprarnos una vivienda. Lo que ha hecho que un hipotecado por importe de 200.000 euros a 25 años pase de pagar 580 € a 500 € al mes aproximadamente… Eso suena bien, ¿no?

Este índice es el Euribor a 12 meses y ha caído desde enero de 2014 hasta hoy de 0,50% a 0,02%. Tomando como referencia este ejemplo, estaríamos ahorrando hasta el 0,48% de 200.000 euros o, lo que es lo mismo, 960 euros al año.

Ahora bien, la banca nunca pierde y al pedir un préstamo siempre se añade un diferencial que negociamos cuando firmamos, últimamente del orden del 1% al 1,5%, que se suma al Euribor (ese 0,02% que ahora mismo casi no nos afecta). Por lo tanto, tenemos que pagar por narices 2.000 euros al año de intereses por los 200.000 euros de hipoteca. El banco asume el riesgo de que no paguemos las cuotas y, a cambio, se lleva un buen pico. Además, aunque el índice Euribor esté muy bajo siguen ganando porque la bajada también les ayuda a pedir dinero más barato (aunque esto último no nos afecta directamente a nosotros).

En cualquier caso, en estos momentos nos preguntamos: Si el Euribor a 12 meses siguiese cayendo, digamos por debajo del 0%, o superando incluso el diferencial que firmamos en su día (por ejemplo, situándose al -1,5%)… ¿podría darse el caso de que recibiésemos dinero por haber pedido prestado? Eso sería la leche, ¿verdad?

la_razon_0

Pues no os ilusionéis mucho porque, en el supuesto caso de que esto ocurriese (y puede que ocurra porque el Banco Central Europeo mantendrá los tipos bajos durante mucho tiempo para evitar posibles recesiones), se aplicará una de las siguientes condiciones y evitará que el banco os acabe pagando parte de vuestra hipoteca:

1. Que tengas una “cláusula suelo” a partir de la cual no baja tu cuota (eso estaría especificado en el contrato que firmaste con el banco al concederte la hipoteca). Llegado el caso, ésta se activará y eso será lo mínimo que podrás pagar en los años que te queden de hipoteca.

2. Que suban los diferenciales (ese maldito 1% del que hablábamos antes). Si el Euribor a 12 meses está al -1,5% el director financiero de tu banco decidirá subir el diferencial de sus hipotecas al 2%. Ellos viven de estos márgenes y son su principal negocio. La subida o bajada de estos diferenciales dependen de si el banco está necesitado de comprar activos o puede obtener rendimiento por otras vías. Si dejamos, como hipotecados, de ser rentables para el banco simplemente aumentarán el diferencial para volver al terreno positivo o se dejará de prestar para dedicar ese dinero a otra cosa.

3. Que te cobren por depositar dinero en el banco. Parece una idea absurda, pero ya está ocurriendo en países como Suiza. Si al banco le cuesta prestar dinero tendrá que pasar ese coste a los que le prestan a él. Así, los que quieran tener su dinero guardadito en su sucursal de confianza (en lugar de tenerlo debajo del colchón de casa) pagarán por tenerlo allí.

¿Qué nos espera a los hipotecados de ahora en adelante?

La política monetaria llevada a cabo por el Banco Central Europeo (BCE) consiste en primera instancia en bajar los tipos de interés a terreno negativo de manera que los bancos tengan que pagar por depositar sus excesos de liquidez en las arcas del BCE, precisamente lo que comentábamos en el punto 3 anteriormente. Ese tipo de interés de depósito ya está a -0,20% y se espera que baje en marzo al -0,30%. De esta manera, obliga a cualquier banco a coger ese dinero que le sobra y prestármelo a mí para que me compre una casa en lugar de dejarlo ahí y reconocer esas pérdidas. Esto reactiva la Economía, repuntan los niveles de consumo y evitamos la temida deflación, etc, etc, etc.

A efectos prácticos, lo que nos interesa es que nuestras hipotecas se van a mantener en valores muy próximos a los actuales o incluso ligerísimamente más bajos durante los próximos 3 o 4 años. A partir de ahí debería volver a repuntar poco a poco, pero no dramáticamente.

Se podría decir que en estos tiempos aciagos por fin tenemos una buena noticia que celebrar… ¡La próxima ronda la pagáis vosotros Home Sapiens!

Etiquetas: , , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos locos emancipados que tratan de buscar el lado más divertido a las situaciones cotidianas y poner color en su día a día.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑