Diario Gráfico

Published on Noviembre 6th, 2016 | by Home Sapiens

2

Ropa de deporte que acaba siendo pijama

Dicen que la intención es lo que cuenta… y precisamente intención nos sobra. Sino que se lo digan a toda esa ropa que estaba predestinada a empaparse de nuestro sudor mientras hacíamos deporte y que acabó convirtiéndose en pijama o, en el mejor de los casos, en ropa para estar por casa y (de vez en cuando) bajar la basura.

Esta es la historia de nuestra vida, pero estamos seguros de que a muchos de vosotros también os pasa. Lo divertido de esto es que dependiendo del deporte que pensases practicar tu ‘look’ casero cambiará por completo. Desde el chándal del equipo de fútbol del barrio para pasar el domingo en casa a la ropa de colores neón de los ‘runners’ para no perderse cuando vas al baño por la noche…

Por otra parte, hay que reconocer que los pantalones de baloncesto son perfectos para el verano (en modo comando), mientras que las zapatillas de deporte se han aceptado como un complemento perfecto a la hora de vestir. Las mallas de ciclista son la excepción que confirma la regla. A eso si que no hay forma de sacarle partido…

En definitiva, todos tenemos un gen deportista que nos lleva a ponernos en marcha cada principio de año. Por desgracia, esos buenos propósitos suelen quedar enterrados por la fuerza de nuestro gen perezoso, que nos impide levantarnos del sofá de casa… Ahora bien, ahí estamos nosotros con la ropa de deporte puesta. A sólo un paso de la acción. Algo es algo… ¿no?

Etiquetas: , , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos amantes de los viajes que han dejado todo durante un año para recorrer el mundo y contar sus aventuras en este blog.



2 Respuestas a Ropa de deporte que acaba siendo pijama

  1. R.E.M. says:

    Buen punto de vista de lo cotidiano que hacemos todos de utilizar casi para todo la ropa menos para lo que realmente es.

  2. Eva Jardi says:

    Y la de publicidad que le hemos hecho a Decathlon con los polares para ir a la montaña de excursión… Y las mallas de aérobic… Si basta ir a un supermercado de barrio para ver un desfile de estos jajajaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑