Irán

Published on junio 22nd, 2017 | by Home Sapiens

4

Descubriendo Kashan con el padre del Couchsurfing en Irán

Se suele decir que la gente más amable te abre las puertas de su casa. En Irán lo hacen de una forma literal. En este país muchos turistas viajan usando la aplicación ‘Couchsurfing’, buscando anfitriones que les acojan en su casa para poder descansar gratis, conocer la ciudad con ellos e intercambiar puntos de vista sobre todo tipo de cosas.

Mohammad Tajaeian es conocido como ‘el padre del Couchsurfing en Irán’ y asegura que desde 2011 (cuando abrió su perfil en esta plataforma) ha acogido a 1.500 personas de cincuenta países diferentes en su casa. “A veces hasta siete personas la misma noche”, nos cuenta, poco después de recibirnos en su ciudad, Kashan, donde todo el mundo le saluda por la calle.

Si alguna vez viajáis a esta ciudad, situada entre Teherán e Isfahan, le encontraréis en algún rincón turístico, se acercará y os dirá: “Hello, how are you?, where are you from? Welcome to Kashan!”. No tiene problema en repetir la misma frase decenas de veces en el mismo día. Es su seña de identidad. Hace gala de la famosa amabilidad persa.

Fijaros lo enraizado que está este comportamiento en la sociedad iraní que incluso tienen una palabra, ‘Torof’, para referirse a la cortesía extrema, que les lleva en ocasiones a rechazar dinero en múltiples ocasiones aunque estén deseando cogerlo.

La aplicación Couchsurfing tiene más de 13.000 miembros en Irán, pese a que en algunos momentos ha estado prohibida por el Gobierno. Cómo ocurre con otras redes sociales, los iraníes se las han tenido que ingeniar para saltarse esas barreras virtuales. Los turistas también lo tenemos que hacer usando programas como Turbo VPN (con los que simular que estás navegando por Internet desde otro país).

¿QUÉ VER EN KASHAN?

Kashan es una ciudad relativamente pequeña, cuyo casco antiguo se puede visitar andando. Tras nuestra experiencia, diríamos que es una parada obligada si viajas de Teherán a Isfahan. Recomendaríamos pasar allí dos días (utilizando una mañana o una tarde al completo para hacer algún tour por los alrededores, aunque de esto os hablaremos en otro post).

Lo más interesante es recorrer las antiguas mansiones señoriales: Tabatabaei House, Abbasian House y Borujerdi House (con su preciosa terraza). Unos edificios impresionantes, en los que se cuidaba cada detalle y con unos jardines centrales que les convierten en verdaderos oasis. Hay que tener en cuenta que esta ciudad está lindando con Dasht e-Kavir, uno de los dos grandes desiertos del país. Imaginad el calor que puede hacer en pleno verano.

Al coincidir que llegábamos en día festivo y la mayoría de los edificios estaban cerrados, Mohammad nos llevó a la antigua muralla de Kashan, a la que se puede subir (o a la que nos subió clandestinamente, no estamos muy seguros) para tener unas vistas privilegiadas de la ciudad. También merece la pena recorrer su Bazar, con un pabellón central de techos altos que te dejan sin aliento.

Para acabar la visita a Kashan es obligatorio visitar los antiguos baños públicos de la ciudad (Sultán Amir Ahmad Bath House), una auténtica maravilla subterránea donde se pueden sacar unas fotos preciosas aprovechando los rayos de luz que entran por el techo. No hay que olvidar el Fin Garden, aunque os diremos que está algo más apartado (a seis kilómetros del centro, es decir, 2,5 euros de taxi) y la entrada cuenta 200.000 riales (5 euros) por persona. Nos pareció un poco caro para lo que es.

Las entradas a los edificios turísticos en Irán suelen costar de media 150.000 riales (unos 4 euros), pero en Kashan puedes comprar un ticket combinado para ahorrar algo de dinero. En definitiva, una ciudad que merece mucho la pena y que pudimos disfrutar con Mohammad, una de las personas que mejor la conocen. ¡Seguimos nuestro viaje!.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos amantes de los viajes que han dejado todo durante un año para recorrer el mundo y contar sus aventuras en este blog.



4 Respuestas a Descubriendo Kashan con el padre del Couchsurfing en Irán

  1. Jesus Alonso Barbudo says:

    He visto las cuatro entradas del blog y me parece excelente trabajo el que a parte de disfrutar estáis realizando en plan periodístico e informativo. Ya os he visto en la plaza roja de Moscú y en San Petersburgo. Lo conozco y también podéis hacer un magnifico reportaje. JAB

  2. Merche says:

    Hace muchos años que descubrí el coachsurfing, pero nunca me animé con ello, lo mismo le doy otra pensada después de leer esto, que pasada de viaje … os voy leyendo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑