Irán

Published on Julio 9th, 2017 | by Home Sapiens

3

Un resumen de nuestra aventura en Irán en 10 fotos

Resumir un país en fotografías no es sencillo, pero voy a intentarlo. Lo más difícil ha sido sintetizarlo en diez imágenes (con una de regalo para la portada). Cada instantánea va acompañada de la breve historia de ese momento, intentando explicar también cómo se ha tomado la foto (sin demasiados tecnicismos).

A este viaje he ido cargado con la Sony A7 II. Hasta ahora había utilizado Canon, pero para un viaje de un año quería un modelo sin espejo, mucho más compacto y ligero. De momento estoy muy contento con el cambio y podéis ver a continuación el resultado del primer mes de trabajo en Irán.

Un té con Alí

Algunos ya le han rebautizado en las redes sociales como el Revilla iraní por su prominente bigote y su evidente buen humor. Le conocimos en la plaza principal de Yazd. Nos animó a pasar a la tienda en la que trabajaba para invitarnos a un té y charlar con nosotros (pese a no tener ni idea de inglés). Al final un compañero suyo hizo de intérprete y pasamos un rato de lo más agradable. Os sorprenderá, pero no habló en ningún momento de las telas que vendía.

El iluminado

Las vidrieras de la mezquita Nasir al Molk eran el escenario perfecto. Entre las 8 y las 11 de la mañana reflejan sus colores en las paredes de la sala y en las alfombras. El lugar estaba lleno de religiosos, por lo que en este caso solo hacía falta medir la luz con la cámara, pensar en el encuadre y esperar a que alguno de ellos pasara por allí. La mirada al cielo fue marca de la casa.

Selfie en Isfahán

Los iraníes aman los selfies. No era complicado pillarles en esta pose, por lo que solo faltaba el fondo adecuado para sacar una buena foto. Ese escenario fue la plaza de Naqsh-e Jahan, la plaza más bonita del país, situada en el centro de la ciudad de Isfahán. Nos quedaríamos días y días allí dibujando y tomando fotos.

Historias de peluquería

Empezaba ya a llevar una barba frondosa después de tres semanas de viaje. Lo primero que hicimos al llegar a Kerman fue adentrarnos en su bazar. Nos sorprendió encontrar allí una peluquería como esta y bromeamos sobre ese afeitado que iba necesitando. El peluquero nos vio en la puerta y nos invitó a pasar. La escena era increíble: esos espejos, las paredes llenas de posters y una misteriosa niña junto a la entrada. La cámara ya la tenía pegada al pecho, así que subí el ISO, enfoqué y apreté el disparador.

El castillo de arena

Parece que este albañil va a hablar a cámara en cualquier momento y a decir: ‘¿Os gusta el castillo que acabo de construir?’. La pose lo es todo en esta fotografía, que tiene de fondo la ciudadela de Bam, destruida por un terremoto en 2003 y que se encuentra en pleno proceso de reconstrucción. Nos recuerda a esos castillos de arena que hacíamos de pequeños en la playa (aunque con un toque más profesional).

Se te ve el plumero

Nos chocó desde el primer momento que lo vimos. Después nos fuimos acostumbrando, pero nos seguía haciendo gracia. En la mayoría de las mezquitas de Irán hay hombres y mujeres con un plumero en la mano para controlar a la gente. No sabemos si es algo simbólico o tiene un sentido más profundo, pero lo que está claro es que resulta menos agresivo que una porra. ¿No os parece?

De portería a portería guarrería

Los mejores estadios de fútbol del mundo tienen dos zapatillas como porterías. Jugar un partido con la plaza principal de Yazd de fondo es algo único. A los niños les da igual los 40 grados de temperatura, correr descalzo por la acera o sortear a los turistas y peatones mientras intentan marcar gol.

El padrino iraní

A mucha gente no le gusta que le hagan fotos en la calle. Es algo normal. A algunos se les nota más que otros y a este señor no le hacía mucha gracia que enfocase a sus corderos muertos. El gran angular de la cámara me ayudó a meterle en el encuadre, enfocarle de fondo y la composición quedó muy interesante. Las gafas de sol y los cascos hacen el resto.

Locos por la simetría

A los persas les vuelve locos la simetría. En Irán todos los edificios guardan proporciones perfectas y a veces hay que aprovechar esos ‘regalos’ para hacer alguna fotografía como esta. Aquí paseábamos por la parte inferior de uno de los puentes de la ciudad de Isfahán. Los iraníes posan como modelos, aunque lo hagan sin querer (como es el caso).

Rompiendo prejuicios

Esta foto la hice el primer día de nuestro viaje, nada más llegar a Teherán. La torre Azadi nos recibió al atardecer y esperamos a la noche, con una genial iluminación, para jugar con los contrastes con la fotografía. En una de estas fotos salieron los contornos de un selfie y de una pareja cogida de la mano. Se nos cayeron los prejuicios en una sola instantánea.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos amantes de los viajes que han dejado todo durante un año para recorrer el mundo y contar sus aventuras en este blog.



3 Respuestas a Un resumen de nuestra aventura en Irán en 10 fotos

  1. Merche says:

    Yo hubiese sido incapaz de elegir solo 10 , muy buena selección

  2. Esther says:

    Hola Aventureros 🙂

    2 semanas después de tener los billetes para nuestras vacaciones en Irán de septiembre descubrí vuestro instagram y desde allí toda la info valiosa de vuestra primera parada del viaje.
    Somos 4 amigos de Barcelona que tras seguiros publicación tras publicación habéis conseguido mmultiplicar nuestras ganas de descubrir Irán.

    Nos gustaría poder recibir info útil de primera mano respecto a trámites, alojamientos, recomendaciones, rutas imprescendibles, vuestras prioridades ya que solo estaremos 13 días en el país.

    Muchisimas gracias y que continueis disfrutando por el mundo!!!!

    Esther, Héctor, Alba y Raúl

  3. Home Sapiens says:

    Buenas chicos! Disculpad que tardemos tanto en contestar pero estamos en pleno viaje y no sacamos tiempo para nada 🙂

    Irán es un país increíble. Os va a encantar.

    Como imprescindible en la ruta diríamos que Teherán, Kashan, Isfahan y Shiraz. Yazd nos gustó pero pasamos mucho calor y Kerman queda lejos (pero Bam y el desierto de los Kaluts merece mucho la pena). Echad un vistazo porque ya hemos publicado casi una entrada de cada ciudad.

    Si vais a poner Internet en el móvil lo mejor es hacerlo al llegar al aeropuerto porque es lioso… es interesante para usar después algunas apps útiles como Snapp (una especie de Uber super barato para moverse por Teherán y no tener que regatear con los taxistas). El Metro también funciona muy bien y es baratisimo.

    En cuanto a gastronomía… probad! Lo más curioso para nosotros fue el Khoreshtmas en Isfahan, un postre dulce hecho con carne.

    Las entradas para las atracciones turísticas valen toda unos 1500 riales. No es mucho, pero hay un montón de sitios (sobre todo parques) que no lo merecen. A veces pasear por la ciudad es mejor que meterse en muchos de estos lugares turísticos. Mirad antes bien por Internet y decidid (los iraníes a veces lo ven todo precioso y no lo es tanto, jejeje).

    Alojamientos usamos mucho Couchsurfing y fue una experiencia genial, pero siendo cuatro será complicado. Os recomendarías Dalan e Behesht en Yazd (7 euros noche en habitación compartida) y Taha Tradicional Hotel en Shiraz (25 euros la doble).

    Más allá de esto… que os dejéis llevar. Decir sí a un té con iraníes, pasad tiempo con ellos y cualquier duda que os surja sobre temas más concretos nos escribís antes de salir por si podemos ayudar.

    Un saludo y a disfrutarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑