Rusia

Published on agosto 2nd, 2017 | by Home Sapiens

0

Irkust y el lago Baikal: guía práctica para llegar a Listvianka

Irkust fue nuestra última parada importante en Rusia, antes de que cruzásemos desde Ulan Udé la frontera con Mongolia. La parada en esta ciudad atendía a una razón de peso: el lago Baikal. Llegamos a primera hora de la mañana y tras dejar las mochilas en el albergue nos fuimos directos al pueblo ‘costero’ de Listvianka, una pequeña toma de contacto con el lago de agua dulce más grande del mundo para quienes no tienen mucho tiempo para visitar la zona.

Habíamos leído que la mejor opción para disfrutar del lago Baikal era la isla de Olkhon. Sin embargo, teníamos previsto llegar a Mongolia el 11 de julio, coincidiendo con el Naadam, su fiesta más importante, y no nos podíamos retrasar mucho tiempo. Por ese motivo, nos decantamos por Listvianka como alternativa más cercana y barata.

En poco más de una hora nos plantamos en este pequeño pueblo y disfrutamos del lago Baikal. Entre la playa de rocas y las montañas de la otra orilla se intuían muchísimos kilómetros. Nada más y nada menos que 31.494 km² de superficie (636 km de largo, 80 km de ancho y 1.680 m de profundidad). El azul del agua, de las montañas y del cielo casi llegaban a fusionarse en el horizonte. Las plataformas de madera donde anclaban los barcos ayudaban a componer un paisaje idílico.

En pleno mes de julio solo los más valientes se atreven a darse un baño. El frío se siente como cuchillos en los pies. No pudimos aguantar ni diez segundos a remojo, pero al menos lo intentamos. En este pueblo hay varios sitios donde comer disfrutando de las vistas del lago. Lo ideal es probar el Omul, un pez que solo se encuentra en estas aguas y que los rusos consideran un manjar.

También se puede contratar una visita en barco por el lago Baikal en uno de los muchos barcos turísticos (o de pesca, reconvertidos al turismo en temporada alta) que se encuentran en la zona. Ya sabéis que nosotros necesitamos más tiempo de lo normal cuando viajamos para dibujar o tomar fotos, por lo que nos quedamos junto a la orilla admirando el paisaje.

Volvimos de la excursión al lago por la noche y descansamos un poco en nuestro albergue de Irkust. Esta ciudad tiene también varias cosas interesantes que descubrir, así que aprovechamos la siguiente mañana para dar un paseo. Cuenta con una línea verde en el suelo (similar a la de Ekaterimburgo) que te guía por los lugares más turísticos.

Nosotros os recomendaríamos visitar las casas antiguas de la ciudad, construidas en maderas sobre terrenos embarrados y que (algunas de ellas) se mantienen en pie como por arte de magia, con coloridas fachadas. Otra parada obligada es Epiphany Catedral, una iglesia ortodoxa con unos frescos en las paredes interiores que os dejarán con la boca abierta. Un regalo para los ojos.

CÓMO LLEGAR A LISTVIANKA

Basta con ir a la estación de autobuses de Irkust y pedir un billete a Listvianka (pasan cada media hora aproximadamente). El trayecto dura 1 hora y 15 minutos y cuesta 222 rublos (poco más de tres euros) por persona ida y vuelta.

DÓNDE ALOJARSE EN IRKUST

Nos alojamos en el ‘Best in the Center’. El nombre prometía y cumplió con las expectativas. Un sitio limpio, con una cocina completa y espaciosas zonas comunes, además de taquilla para guardar las cosas importantes. Nos salió a 600 rublos por persona la noche (8,5 euros).

Se puede llegar desde la estación en taxi por 350 rublos o en bus por 15 rublos (aunque la frecuencia de los autobuses es muy mala y tienes que andar 15 minutos desde la parada). Junto al albergue hay un restaurante que prepara unos dumplings riquísimos (10 por 190 rublos, algo menos de 3 euros).

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos amantes de los viajes que han dejado todo durante un año para recorrer el mundo y contar sus aventuras en este blog.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑