Tailandia

Published on noviembre 12th, 2017 | by Home Sapiens

0

El ‘railway market’ de Mae Klong, un extraño destino turístico

Hay lugares curiosos en el mundo que pasan desapercibidos hasta que el boca a boca les convierte en atracciones turísticas de primer orden. Eso ha ocurrido con el ‘railway market’ de Mae Klong, una localidad cercana a Bangkok conocida mundialmente por su curioso mercadillo, por el que cruza cada dos o tres horas un tren de pasajeros que obliga a levantar todos los puestos durante unos minutos.

Un divertido espectáculo que los vendedores y locales viven con naturalidad, pero que acabó convirtiéndose en un reclamo turístico desde que las guías de viajes y los blogs pusieron este lugar en el mapa. Como suele ocurrir en estos casos, el lugar ha perdido su encanto, con turistas abriéndose paso a empujones para coger hueco junto a la vía en las horas punta y ver pasar el tren a un palmo de la cara.

De cualquier manera, el lugar merece una visita y si tenéis un poco de suerte y seguís nuestros consejos puede que hasta os crucéis con pocos turistas por el camino. El tren cruza por el medio del mercado a las 11.30 y a las 14.30, por lo que lo mejor es madrugar y salir pronto de Bangkok para ver pasar el primero. Si además os metéis dentro del mercado, lo más lejos posible de la estación de tren, quizás evitéis al resto de turistas.

El tren pasa despacio, deslizándose por los raíles sobre los que segundos antes los vendedores colocaban sus mercancías. Impresiona la destreza con la que levantan los tenderetes y los vuelven a colocar en un momento. La vida sigue como si nada cuando el tren se aleja, con los vecinos comprando el mejor género a ambos lados de la vía.

¿CÓMO LLEGAR HASTA MAE KLONG?

Las furgonetas hacía Mae Klong salen de la estación de autobuses de Mo Chit (actualizado a septiembre de 2017). El ticket de ida cuesta 100 bahts (unos 2,5 euros), mientras que el de vuelta se puede comprar directamente desde el pueblo (o desde el mercado flotante de Amphawa, que se encuentra casi pegado) por 70 bahts.

La furgoneta tarda cerca de una hora en llegar por carretera desde Bangkok. En nuestro caso, la minivan nos dejó en una gasolinera cercana y vino un coche a buscarnos para llevarnos hasta dentro del pueblo (sin tener que pagar ningún extra). Llegamos por los pelos a ver el primero de los trenes que cruzaban el mercado.

Nuestra recomendación para completar el día es acercarse en una furgoneta compartida (por 10 baht/persona) desde Mae Klong hasta el mercado flotante de Amphawa, aunque hay que tener en cuenta que solo abre los fines de semana. Se tarda poco más de 10 minutos. No nos pareció demasiado auténtico ni pintoresco, pero ya que estáis al lado aprovechad la ocasión.

¡CUIDADO CON LOS CARTERISTAS!

Nos lo advirtió la mujer del puesto en el que esperábamos la llegada del tren: “poneos la mochila por delante porque hay muchos carteristas”. Aprovechando que la gente se amontona a los lados de la vía, los ladrones hacen pequeños cortes con una navaja en las mochilas (generalmente en las bolsas de tela fina) y se llevan todos los objetos de valor que encuentran sin que nadie se entere.

Justo eso le ocurrió a una familia de españoles con la que coincidimos en la furgoneta que cubría el trayecto de vuelta a Bangkok por la tarde-noche (tened en cuenta que los últimos transportes suelen ser sobre las 18 o 19 horas). Les robaron la cartera y tuvieron que ir a denunciarlo a la Policía y llamar para cancelar las tarjetas de crédito. Así que poco más que decir… ¡Andad con mil ojos!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos amantes de los viajes que han dejado todo durante un año para recorrer el mundo y contar sus aventuras en este blog.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑