Japón

Published on diciembre 21st, 2017 | by Home Sapiens

0

Kioto: en busca de las geishas por sus calles más tradicionales

Frente a la cosmopolita y tecnológica Tokio, la ciudad de Kioto muestra la cara más tradicional de Japón. Sus barrios antiguos, con estrechas callejuelas por donde las geishas y maikos (sus aprendices) suelen dejarse ver al caer el sol, tienen un encanto especial.

Estos personajes, que destacan por su maquillaje blanco, sus cuidados peinados, los lujosos kimonos y esas sandalias con suela de madera que golpean con fuerza el suelo cuando aceleran el paso frente a las cámaras de los turistas, se han convertido en el símbolo de la ciudad. No hay souvenir en la que no aparezcan.

Ese halo místico que se ha creado en torno a estas ‘artistas’ polifacéticas del Japón tradicional se mantiene hoy (aunque de manera más residual que entonces) gracias al interés que despierta entre los turistas, que pasean por las calles de estos barrios con la esperanza de cruzarse con una de ellas y hacerle una fotografía.

En ocasiones se viven situaciones un poco desagradables porque hay quienes incluso echan a correr detrás de ellas para tratar de sacar el mejor plano posible. El juego del ‘paparazi’ es divertido, pero no hay que faltar al respecto.

Ellas están acostumbradas a andar con paso firme, mirando al suelo (tapándose incluso con un paraguas). Alguna se detiene para hacerse una foto, pero no es lo habitual. Su compañía se paga cara… las fotos también.

Os recomendamos tomaros tiempo si queréis fotografiarlas y estar muy pendientes de los taxis que pasan por la zona, ya que no suelen andar más que unos metros desde el vehículo hasta el restaurante. El mejor momento es entre las 18.00 y 20.00 horas.

LOS ‘BARRIOS DE PLACER’ MÁS FAMOSOS DE KIOTO

Conocidos como ‘Barrios de placer’ en el pasado, algunos de estos lugares siguen acogiendo a un buen grupo de geishas. Una tradición que se mantiene de madres a hijas y que, aunque en ocasiones ha estado bajo la sombra de la prostitución, se presenta como una manifestación artística.

GION: El barrio más famoso y turístico es Gion, donde hay cerca de un centenar de geishas (según algunos ‘censos’ que se pueden consultar en Internet). Ir a este lugar por la tarde te asegura ver alguna geisha de pasada, pero para nuestro gusto estaba demasiado lleno de turistas, por lo que no se disfruta la experiencia de la misma manera.

El entorno es como un escenario de película, con casas bajas y bonitas fachadas de madera, iluminadas por la noche con los clásicos farolillos rojos.

KAMISHICHIKEN Y MIYAGAWACHO: Estos otros dos barrios se asemejan mucho al anterior, pero están menos abarrotados. Si cuentas con varios días en la ciudad quizás merezca la pena echarles un vistazo en lugar de pasar de nuevo por Gion.

PONTOCHO: Este barrio fue el que más nos gustó. Se encuentra en la orilla contraria del río. Su principal atractivo es que se trata de estrechas calles peatonales, por las que no pueden pasar los coches (lo que obliga a las geishas a andar unos cuantos metros más de lo habitual). Los edificios están decorados con mucho gusto y logran trasportarte a otra época. Si tienes suerte y no está demasiado llena es una experiencia inolvidable.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos amantes de los viajes que han dejado todo durante un año para recorrer el mundo y contar sus aventuras en este blog.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑