India

Published on marzo 9th, 2019 | by Home Sapiens

0

Madurai: el día que nos tocó visitar un hospital por primera vez en el viaje

La ciudad de Madurai está marcada a fuego en nuestra ruta por India. Y no solo por sus impresionantes templos llenos de color, que se elevan sobre el resto de edificios, ni por haber sido capital de los reyes Pandya del sur de la India… sino por convertirse en el lugar en el que tuvimos que visitar un hospital por primera vez en el viaje.

Alicia llevaba varias semanas con el estómago mal (bastante habitual en India), pero pensábamos que comiendo arroz durante un tiempo la cosa mejoraría. Lo hizo, pero cada vez que se saltaba la dieta blanda volvíamos al punto de inicio y optamos finalmente por ir al médico. Viajamos con el seguro médico de IATI y la verdad es que fue una maravilla cómo lo gestionaron. Mandamos un mail, nos dieron cita para la mañana siguiente y no tuvimos que pagar nada.

Nos desplazamos a un hospital privado de Madurai, que estaba mucho mejor de lo que podríamos imaginar, y entramos a la consulta. Allí sí que fue todo un poco más surrealista: Alicia se puso tras un biombo con una enfermera, que iba siguiendo las instrucciones del médico (que no se levantó de la silla para nada). “Toca aquí, toca allá, ¿le duele?, ¿no le duele?”… De esta forma fue preparando su diagnóstico.

El médico supuso que se trabaja de una bacteria y recetó a Alicia un antibiótico. Efectivamente, con la medicación (que, por cierto, te dan contada: ni una pastilla de más ni de menos) a los pocos días empezó a sentirse mejor y hasta pudo disfrutar un poco de Madurai los días que nos quedamos en esta ciudad. Un pequeño contratiempo en el viaje que pudimos solventar sin mayores problemas.

LA VISITA A MADURAI

Habíamos llegado a esta ciudad un par de días antes de ir al hospital. Un bus destartalado nos dejaba a las afueras de Madurai después de un largo día de viaje. La ciudad nos recibe ruidosa y caótica, como si Kochi, Alleppey o la zona montañosa de Munnar hubiesen sido solo un espejismo. Madurai es la India que dejamos en el norte semanas atrás.

Aquí todo gira en torno al espectacular templo de Meenakshi, con sus torres de llamativas y coloridas esculturas indias en cada uno de los puntos cardinales, organizando la ciudad en base a sus calles adyacentes. Las distancias son más grandes y tenemos que coger un rickshaw para movernos desde nuestro alojamiento, el Hotel Vijay (que nos costó entre 10 y 15 euros por noche), a los diferentes puntos turísticos sin morir abrasados.

Hacía muchísimo calor y en esta ciudad nos reafirmamos en nuestra idea de que India es un país hostil hacia el turista occidental. Y no por su gente, ni su cultura… sino por lo difícil que resulta tener un momento de paz en un restaurante con aire acondicionado y un plato de comida que te resulte familiar.  Aquí pasamos horas tratando de encontrar un lugar desde el que disfrutar de las vistas del templo y una tarde de relax. Fue imposible.

Acabamos comiendo en la azotea del Hotel Supreme, viendo las torres muy a lo lejos, agotados después de patear la ciudad sin lograr nuestro objetivo. Situaciones que resultan frustrantes y que agotan mentalmente, sobre todo si llevas más de un mes recorriendo este país. Pero el viaje seguía y nos reservaba agradables sorpresas en nuestras siguientes paradas. India no te da un respiro, pero siempre tiene algo interesante para descubrir.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos amantes de los viajes que han dejado todo durante un año para recorrer el mundo y contar sus aventuras en este blog.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Home Sapiens
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: info@homesapiens.es
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Back to Top ↑