Consejos

Published on Noviembre 14th, 2014 | by Home Sapiens

0

Consejos para ocultar el desorden

Muchos de nuestros consejos intentar ayudar a ser mejores emancipados… otros, como es el caso de este último, se conforman con ayudar a parecerlo. En esta entrada tenemos seis trucos aplicables a cualquier piso que se precie, al alcance de todos. Basta con tirar un poco de ingenio para convertir el caos en un aparente orden. Seguro que vosotros ya habéis utilizado alguno de ellos e, incluso, nos podréis ayudar a completar este consejo ilustrado.

Vamos a empezar este resumen de ideas con uno de los debates más socorridos sobre los baños en los pisos pequeños: ¿Cambiar la bañera por un plato de ducha? ¡No, NUNCA! Dónde quedaría sino ese clásico recurso de llenar la bañera de trastos y correr la cortina para que parezca que tienes la casa perfectamente ordenada cuando te visitan tus padres o los amigos.

Ya os adelantamos que no vais a encontrar una forma más fácil de hacer desaparecer por arte de magia objetos de gran volumen. Por no hablar de la posibilidad de meter ahí incluso al novi@ secret@ o amante (todos nosotros sabemos que en el armario de nuestros pisos de 60 metros cuadrados no cabrían ni partidos en cachitos).

En segundo lugar, toda casa debe contar con dos o tres cajones de sastre (o ‘desastre’, para unir términos), donde meter todas esas cosas que no tienen una ubicación fija. Así, acabarás teniendo un rincón en el que encontrar desde pilas a cargadores, pasando por las velas de los diez últimos cumpleaños. Otro de estos cajones debería ser reservado para la ropa de estar por casa y todas esas prendas en las que la arruga es bella.

En otro orden de cosas (nunca mejor dicho), tendremos que pensar en cómo arreglar esos pequeños desperfectos que tiene la casa: pequeñas grietas, paredes sucias… no hay nada que no se pueda solucionar con un buen cuadro, que, además, llamará la atención lo suficiente como para que nadie repare en otros pequeños detalles más feos de la misma habitación.

En esta guía de orden y limpieza ‘low cost’ y de rápida aplicación, no podíamos pasar de alto el recurso del uso de ambientador “a mansalva” y de los objetos de vuelta y vuelta. Así, por ejemplo, hay que contemplar la posibilidad de girar aquellos cojines que tengan una ‘cara b’ más aparente…

Por último, en situaciones extremas, se puede recurrir al truco más viejo del mundo: meter la basura debajo de la alfombra. Os advertimos de antemano que abusar de esta clase de consejos no es bueno, pero una vez al año no hará daño… ¡Compartid este consejo ilustrado en las redes sociales vuestros compañeros de piso! No os guardéis estos trucos para vosotros solos. Y no olvidéis comentar en la entrada con vuestros consejos al respecto.

Etiquetas: , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos locos emancipados que tratan de buscar el lado más divertido a las situaciones cotidianas y poner color a su día a día.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑