Myanmar

Published on abril 14th, 2019 | by Home Sapiens

0

Guía completa de Myanmar

Myanmar fue la gran sorpresa de nuestra ruta por el sudeste asiático. Aquí os dejamos una guía completa de nuestro recorrido de 25 días por este país, que realizamos entre octubre y noviembre de 2017. Puede ser que algunos precios o datos que recogemos en esta entrada hayan cambiado desde entonces, pero con vuestra ayuda intentaremos mantenerlo lo más actualizado posible.

Myanmar se presenta a los viajeros como una de las alternativas más puras y auténticas del sudeste asiático, donde el turismo salvaje no ha abierto heridas. Un país sin Mc Donalds y donde un ‘Minglaba’ (hola, en birmano) siempre se responde con una sonrisa en la boca. Myanmar ha estado durante muchos años bajo un régimen militar que hizo muy complicado el acceso a los turistas. Aún hoy, siete años después de la llegada de la democracia, los turistas llegan a cuentagotas.

Este país cuenta con un ‘triángulo mágico’ formado en el vértice izquierdo por Bagan y sus mil pagodas, que conforman un paisaje único; el lago Inle a la derecha; y la asombrosa Mandalay en el extremo superior. Ahora bien, no encontrarás buenos transportes para moverte por el interior del país, ni buen Internet, ni un restaurante confortable en cada esquina.

Lo que sí promete Myanmar es aventura, experiencias únicas y un acercamiento único a su gente. Nosotros salimos enamorados del país y es una de nuestras grandes recomendaciones.

El visado para españoles se puede gestionar de forma sencilla a través de Internet y cuesta unos 50 euros. Exigen tener billete de salida del país, aunque no lo suelen pedir en la frontera. Quien sí nos lo pidió por sorpresa fue la compañía aérea que nos llevaba de Hong Kong a Yangon (y tuvimos que comprarlo a contrarreloj en el mismo aeropuerto, cambiando nuestros planes de seguir la ruta por Laos -ya que al final iríamos primero a Vietnam-).

La moneda de Myanmar es el kyat (un euro eran 1.595 kyats cuando visitamos el país). Imagino que la conoceréis, pero la app de Xe es la mejor para consultar online los cambios oficiales de divisa. Los cajeros nos cobraban una comisión de 5.000 kyats, poco más de tres euros, al sacar dinero.

Nuestro viaje de 25 días por Myanmar arrancó el 25 de octubre de 2017 en Yangon. Pasamos allí los primeros días, haciéndonos al país y disfrutando de lugares tan impresionantes como Shwedagon Pagoda. Desde allí viajamos a Bagan, donde pasamos 4 noches antes de continuar la ruta hacia Kalaw.

Esta pequeña ciudad fue el punto de partida de un divertido trekking hasta el lago Inle, pasando por encantadores pueblos y haciendo noche en un monasterio lleno de pequeños monjes budistas. El pueblo pequero de Nyaung Shwe fue un oasis antes de volver a otra gran ciudad: Mandalay, con sus respectivas excursiones a Mingun, Amarapura, Sgaing e Inwa.

Sugerencias para el itinerario por Myanmar:

Esta ruta que os marcamos es el recorrido clásico por Myanmar. Perfecto para una primera toma de contacto con el país. Pero hay sitios mucho menos turísticos e igual de espectaculares que se pueden visitar.

El transporte es uno de los puntos más complicados de Myanmar. Las carreteras son malas, aunque no tan malas como los autobuses y furgonetas que las recorren. Era imposible descansar en los trayectos nocturnos que tomábamos para desplazarnos de una ciudad a otra.

Además, tenían la mala costumbre de salir a las 19.00 o 20.00 horas de la ciudad de origen para llegar a las 4.00 de la mañana al destino, cuando los alojamientos suelen estar cerrados. Lo bueno es que los hoteles están acostumbrados a esto y te cobran la mitad de un día para que puedas entrar en la habitación al momento o te habilitan un lugar en recepción para que puedas descansar un poco hasta hacer el check in.

No hay trenes que recorran esas mismas rutas y la única alternativa son los vuelos internos, que merecen mucho la pena si tienes poco tiempo para visitar el país y quieres llegar fresco de un día para otro (aunque, evidentemente, el precio es bastante más alto que el de los autobuses).

Autobús

Aquí os tenemos que recomendar que reservéis con tiempo. Desde vuestro alojamiento lo harán cobrándoos en algunos casos una pequeña comisión. Hay pocos autobuses y se suelen llenar muy rápido en los trayectos más habituales.

Para que os hagáis una idea de los horarios y precios de los autobuses de Myanmar os vamos a poner unos ejemplos de nuestros trayectos por el país

  • Yangon – Bagan: Salida a las 21.00 y llegada a las 6.00 de la mañana. Precio: 19.000 kyats por persona (unos 11 euros). Se llega muy temprano, pero merece la pena hacerlo por la noche.
  • Bagan – Kalaw: Una furgoneta nos llevó por la mañana de un punto a otro por una carretera de montaña llena de curvas. 8 horas para recorrer 250 kilómetros (de 8.00 a 16.00, haciendo una parada para comer). Precio: 15.000 kyats por persona (casi 9 euros)
  • Nyaung Shwe – Mandalay: Salida a las 19.30 para llegar… ¡a las 3.30 de la madrugada! al destino. Precio: 16.000 kyats por persona (poco más de 9 euros).

Moverse dentro de las ciudades

Dentro de las ciudades hay muchas formas de moverse, aunque la más común si no sabes montar en moto es alquilar un coche con conductor para hacer algún ‘tour’ o subirte a las furgonetas que recorren las principales calles de la ciudad por unos pocos céntimos de euro. En las entradas que dedicamos en el blog a cada una de las ciudades te contamos con más detalle cómo nos desplazamos dentro de ellas.

Myanmar no es el país más barato del sudeste asiático, pero se ajusta perfectamente a cualquier presupuesto mochilero. Quizás el alojamiento sea un poco más caro que en los países de la región (al haber menos oferta), pero por lo demás los precios son muy parejos.

Los alojamientos cambiaron mucho de precio en función de la ciudad. De los cinco euros por noche en habitación compartida (de 20 camas) en Yangon a los 30 euros por noche en habitación privada en Bagan. La media fueron unos 15 o 20 euros por noche en habitación privada.

El transporte es otro de los gastos más recurrentes, pero como habéis visto arriba el precio medio de los trayectos en bus no superaba los 15 euros. La comida, por su parte, es muy barata (en restaurantes de nivel medio-alto el plato principal no suele superar los 3 euros) y las atracciones turísticas no tienen precios desorbitados: el trekking de 3 días salió a 39.000 kyats por persona (23 euros).

En definitiva, gastamos unos 700 euros por persona en estos 25 días en Myanmar. Lo que se traduce en 28 euros por día (incluyendo todos los gastos excepto los billetes de avión de entrada y salida del país).

Nos resultó un poco más complicado de lo habitual conseguir buenos alojamientos en Myanmar, por lo que vamos a compartir con vosotros nuestras impresiones y ya está en vuestras manos quedaros en estos mismos sitios o buscar otros durante vuestra visita a Myanamar:

  • Hostel Latha, en Yangon: 5 euros/noche por persona en habitación compartida. Fue el primer hostel que encontramos y no fue la mejor elección. El sitio estaba limpio, pero era una habitación de 20 camas situadas en literas y donde también se encontraba la recepción. Lo único bueno es que las camas tenían cortinas y te daba cierta intimidad.
  • Deng Ba, en Yangon: 6 euros/noche en habitación compartida. Un albergue juvenil en toda regla, con buenas zonas comunes y habitaciones decentes. Además, está mejor ubicado que el Hostel Latha, y podrás compartir tiempo con otros mochileros.
  • Hotel Yadanarbon, en Bagan: 30 euros/noche por una habitación privada, con desayuno y piscina en el recinto. El sitio está bien, pero la piscina (uno de los motivos por lo que lo reservamos) apenas la disfrutamos porque cerraba muy pronto, cuando aún no habíamos llegado después de nuestra jornada recorriendo los templos.
  • Parami Hotel, en Kalaw: 23 euros/noche en habitación privada con baño compartido. Un hotel correcto, sin lujos. Internet malo, como en todo el país, pero todo muy limpio y el personal muy amable.
  • Golden Lily, en Kalaw: 11 euros/noche en habitación privada con baño compartido. Barato y cutre. Sin más… Lo bueno es que desde aquí se contrata directamente el trekking hacia el lago Inle, pero conociendo el nombre de la compañía, Jungle King, esto podéis hacerlo por vuestra cuenta.
  • Hotel Remember Inn, en Nyaung Shwe: 18 euros/noche en habitación privada con baño. Nos tuvimos que ir de allí porque no tenían wifi. Las habitaciones eran espaciosas y las camas muy cómodas, pero estaba un poco alejada de la zona centro del pueblo, desde la que se contratan las excursiones para recorrer el lago Inle.
  • Gold Star Hotel, en Nyaung Shwe: 18 euros/noche en habitación privada con baño. El wifi iba a ratos, pero al menos lográbamos conectarnos. La atención es exquisita y tiene cerca muchos sitios para comer (en el Mr.Cook, por ejemplo, hay buenas pizzas).
  • Fortune Hotel, en Mandalay: 14 euros/noche en habitación privada con baño compartido. Es un hotel antiguo en el centro de Mandalay. No demasiado acogedor, pero con habitaciones grandes y limpias. Internet decente también para lo que es habitual en Myanmar.

Pocas recomendaciones podemos hacer en lo que respecta a la comida en Myanmar. Nosotros somos de los que intentamos evitar la comida callejera si no vemos la higiene suficiente y aquí el país no ayuda demasiado. En cualquier caso, solíamos dar siempre con algún sitio decente para comer y os vamos a poner algunos ejemplos:

  • Eatfinity, en Yangon (Latha Road): Comida con un toque más occidental, aunque cuenta también con algunos platos locales. Nos gustó mucho y comíamos allí por unos 15.000 kyats los dos (menos de 9 euros).
  • Tuscan, en Yangon: Un restaurante italiano muy limpio y cómodo (preparado totalmente para el turista) donde terminar un plan de mañana en la Sule Pagoda y el parque donde se encuentra el monumento a la independencia. Salimos también a unos 15.000 kyats por persona (menos de 9 euros).
  • BMC, en Bagan: No creo que os sea sencillo dar con este lugar… porque más que un lugar es una furgoneta de una familia que prepara unas hamburguesas y zumos espectaculares entre los templos de Bagan, por 3.500 kyats por persona (2 euros). Repetimos todos los días que pudimos.
  • Mr.Cook, en Nyaung Shwe: Pizzas a 6.000 kyats (3,5 euros), con una masa muy rica, y unos sabrosos noodles por 2.500 kyats (menos de 1,5 euros). Como en toda Myanmar tardan una eternidad en servirte, pero al menos lo hacen con cariño y una sonrisa.
  • Hlaing Thant, en Mandalay: Justo en la esquina entre el Palacio de Mandalay y los templos de Kuthodaw y Sandar Mu Ni hay un restaurante bueno y barato. Nos pedimos una cerveza y un pollo frito (que preparan allí como nuestros torreznos, con una salga agridulce con un toque picante buenísimo).

Estos son los artículos que hemos publicado en el blog (o en otras webs con las que colaboramos) y que puedes consultar con solo pulsar sobre el enlace:

BAGAN: http://homesapiens.es/2018/02/bagan-sin-famosos-amaneceres-tambien-impresiona/

LAGO INLE: http://homesapiens.es/2018/03/trekking-kalaw-lago-inle-mary-poppins-team/

MANDALAY: http://homesapiens.es/2018/03/tour-los-alrededores-mandalay-mingun-inwa-amarapura-sagaing/

AMARAPURA: https://viajerosconb.com/myanmar/

ACUARELAS DE MYANMAR: http://homesapiens.es/2018/05/los-videos-acuarelas-myanmar/

 

Consejos y curiosidades de Myanmar:

IDIOMA: En Myanmar hay muchos dialectos (tantos como grupos étnicos, más de un centenar) y muy poca gente habla inglés. En cualquier caso, eso que se suele decir que la sonrisa es el idioma universal… en este país se cumple. Empieza por un “Mingalaba” (hola, en birmano) y todo irá fluyendo.

LOS MONJES: Una de las cosas que sorprende al llegar a Myanmar es la cantidad de monjes que hay en todas partes. No es una cuestión puramente religiosa, sino que para ellos es una especie de servicio militar. Todos los hombres deben pasar un periodo internos en un monasterio al menos dos veces en su vida. Para muchas familias es la única opción de garantizar que sus hijos van a tener un lugar para dormir y un plato caliente de comida a diario.

LAS MANCHAS ROJAS DEL SUELO: Otra de las cosas que llama la atención del turista son las manchas rojas que hay por el suelo. Se debe a la nuez de betel que mucha gente masca y que provoca que segreguen mucha saliva de color rojo, que acaban escupiendo al suelo constantemente. Esta ‘droga legal’, a la que la mayor parte de la población está enganchada, les deja la boca destrozada.

HOMBRES CON FALTA: No os sorprendáis si al llegar al aeropuerto empezáis a ver a los hombres con falta. Es su vestimenta habitual, llamada ‘Longyi’. Incluso los uniformes del colegio o del trabajo cuentan con este complemento.

THANAKA: Tampoco podréis pasar por alto el maquillaje de color amarillo que muchos birmanos se echan por la cara. Un cosmético y protector solar que se consigue moliendo la corteza del árbol del mismo nombre. Se aplica al rostro con diseños llamativos: desde coloretes a rayas o círculos.

UN PAIS SIN MC DONALDS: Ni una franquicia de Mc Donalds ha abierto sus puertas aún en Birmania. Esto ya es raro por sí mismo, pero también te adelanta que aquí vas a poder vivir una experiencia de lo más auténtica. Una verdadera aventura para los que son más viajeros que turistas.

LOS AIRES ACONDICIONADOS: Si vais a coger algún autobús en Myanmar ya podéis llevar con vosotros una buena sudadera (aunque vayáis en verano, a 40 grados a la sombra). Esta gente no tiene control a la hora de poner el aire acondicionado.

DESCALZOS Y CON PANTALÓN LARGO: En todos los templos de Myanmar hay que entrar descalzo (ni siquiera calcetines) y con pantalones largos (o falda larga), evitando las camisetas de tirantes. Una señal de respeto que hay que cumplir.

INTERNET: El Internet es lamentable en todo el país. La verdad es que es un fastidio, sobre todo si viajas creando contenido para tu blog o redes sociales, como era nuestro caso. Unas semanas de desconexión forzosa. Lo mejor es comprar una tarjeta SIM (5 GB por 5 euros) y aunque la cobertura sea mala te puede sacar de algún apuro.

EL TRÁFICO ES UN CAOS: En las grandes ciudades el tráfico es un auténtico caos. No solo por el volumen de vehículos, ni por el estado de las carreteras, sino también por un hecho insólito: Myanmar debe ser uno de los únicos países del mundo en el que la mayoría de los coches tienen el volante a la derecha (al estilo británico), pero se conduce por el carril izquierdo. Este cambio de carril se dictó por la junta militar al entenderse como una herencia colonial británica. El número de accidentes aumentó y lo único que se lo ocurrió decir al Gobierno es que la gente debía ir en coche con un acompañante que mirase por la ventanilla y le fuese indicando. Una locura.

MÁS CAMAREROS QUE CLIENTES: No sabemos si en Myanmar habrá pleno empleo, pero no debe andar muy lejos porque en cualquier bar, restaurante, hotel… hay más trabajadores que clientes. Uno te abre la puerta, otro te da el menú, otro toma nota. La mayoría se pasa la jornada entera de brazos cruzados o alrededor de la televisión viendo la novela.

EL PAPEL DE LA MUJER: Las mujeres no tienen ningún problema a la hora de viajar por Myanmar, pero en los templos tienen prohibido acercarse a las figuras principales de buda, a las que los hombres pegan las láminas doradas como ofrenda.

LOS JUEGOS MÁS CURIOSOS DE MYANMAR: Hay dos juegos callejeros que nos fascinaron en Myanmar. Uno de ellos es el CHINLONE, que consiste básicamente en dar toques, haciendo malabares, con un balón de caña (hay variantes de este juego en toda Asia). El otro es el CARROM (así nos lo deletrearon), una curiosa mezcla entre el billar tradicional y las chapas, que se juega en una mesa de madera de teca de pequeñas dimensiones, con un acabado pulido que hace que las piezas de plástico resbalen.

SITUACIÓN POLÍTICA: La situación política en Myanmar es uno de los factores que hace que el turismo no haya aumentado demasiado en los últimos años. Con la entrada de la democracia, hace menos de una década, la situación se relajó y empezaron a llegar viajeros, pero siguen produciéndose conflictos étnicos que han derivado recientemente en la crisis de los ‘Rohingyas’, perseguidos y masacrados por el Ejército cerca de la frontera con Bangladesh. Este hecho se produjo cuando ya estaba en el Gobierno la premio Nobel de la Paz Aung Suu Kyi (premio que le ha sido retirado), quien se suponía que iba a conducir al país en otra dirección.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Alicia y Sergio. Diseñadora gráfica y periodista. Dos amantes de los viajes que han dejado todo durante un año para recorrer el mundo y contar sus aventuras en este blog.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Home Sapiens
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: info@homesapiens.es
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Back to Top ↑